Aquaman – MFC Reseñas

 

Aquaman

 

MFC Reseñas

 


 

Con un fuerte giro del timón, Warner Bros. nos da una grata sorpresa con Aquaman (2018), la propuesta más reciente del universo cinematográfico de DC. Obteniendo más de mil millones de dólares alrededor del mundo, es la entrega con mayor recaudación del universo DC hasta la fecha.

 

Dirigida por James Wan, conocido por producciones pasadas como Saw (2004) y Rápidos y furiosos 7 (Furious 7, 2015), y co-escrita por Geoff Jones, ex presidente de DC Entertainment y la mente maestra detrás del relanzamiento del héroe atlante durante el evento de DC Comics conocido como Los Nuevos 52, lo que apuntaba a ser una producción atestada de innecesarios efectos especiales resultó ser una de las mejores películas de su plantilla.

 

Patrick Wilson (Watchmen, 2009), con quien Wan había trabajado previamente en Insidious (2010) y El Conjuro (The Conjuring, 2013) asumió el papel de Orm Marius, también conocido como Ocean Master, el medio hermano de Aquaman, interpretado por Jason Momoa (Game of Thrones, 2011-2012) desde su primera aparición como el héroe de los 7 mares en Batman v Superman: Dawn of Justice (2016) y la Liga de la Justicia (Justice League, 2017).

 

Exaltando la grandeza que merece una épica batalla entre seres mitológicos, apartándose del camino más sombrío que sus predecesoras habían tomado y eligiendo darnos la acción que todos deseábamos ver, Aquaman rescata a un personaje herido por la historia y lo eleva hasta volverlo uno de los preferidos por los fans.

 

A través de una impresionante producción visual y una gran dirección, la película se asume como la estruendosa y colorida experiencia que es, dándonos la bienvenida a un mundo marino nunca antes visto, sumergiéndonos entre una vastedad de lugares y criaturas fantásticas que nos dejan con ganas de saber más. Como vimos en la Mujer Maravilla (Wonder Woman, 2017), la construcción de mundos que desarrolla DC en sus películas podría ser un punto de apoyo en medio del arduo camino que le ha retrasado en su carrera contra Marvel Studios.

 

Aunque la mayor parte de la película ocurre bajo el agua, Aquaman podría ser la bocanada de aire fresco que DC necesita para recuperar la confianza de sus seguidores. Altamente recomendada si quieres estar al tanto de la evolución visual en el género de los superhéroes.