Marvel Studios: 11 años de historias – MFC Editorial

 

Marvel Studios: 11 años de historias

 

MFC Editorial

 


 

Han pasado 11 años desde que Marvel Studios dio inicio a la serie de películas más exitosa de todos los tiempos.

 

Las salas de cine se han llenado de alegría con cada nueva producción, y lo que empezó con el simple deseo de ver en la gran pantalla a los personajes más clásicos de la Casa de las Ideas evolucionó hasta ser una de las franquicias más rentables de la historia.

 

El viaje de Marvel Studios se define en tres fases, las cuales forman una saga de 22 películas que vio su final en Avengers: Endgame (2019). A través de ellas, Marvel Studios nos ha hecho parte de un universo en el que los superhéroes son más que golpes y poderes, pasando de ser personajes que solo existían en papel a ser personalidades que hoy habitan en los corazones de todos.

 

En My Family Cinema Editorial revisamos las tres fases que forjaron el camino para hacer de Avengers: Endgame el film más esperado de la década y analizar qué nos depara la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel.

 

Lee nuestra reseña de Avengers: Endgame aquí.

 

 


 

Fase 1: Construyendo personajes

 

 

Desde su fundación en 1939, Marvel Comics se ha dedicado a crear personajes especialmente carismáticos. Para diferenciarse de la competencia, Marvel desarrolló historias con características de la cotidianidad, en donde vemos que superhéroes con poderes increíbles luchan no solo contra supervillanos, sino también contra las vicisitudes de una vida familiar, académica o hasta romántica.

 

A través de los años, muchos de estos personajes dieron el salto al cine en películas coproducidas por Marvel Studios, pero ninguna logró atrapar la esencia del material de origen. No fue sino hasta la primera década de los 2000 que, con el éxito de X-Men (2000) y Spider-Man (2002), el cine de superhéroes tomó el impulso que necesitaba para contar un nuevo tipo de historia.

 

Así nació Iron Man (2008), la primera película producida en su totalidad por Marvel Studios bajo la tutela de su presidente, el productor Kevin Feige. Dirigida por Jon Favreau y con Robert Downey Jr. en el papel de Tony Stark, Iron Man apostó por abordar al personaje desde sus vulnerabilidades, presentándonos un Stark que, lejos de ser un modelo a seguir, se embarca en una búsqueda personal por hacer lo correcto, empezando por replantearse sus propias motivaciones.

 

Después de haberse desplegado en una trama de reivindicación individual, Tony Stark se convirtió en el primer héroe del género en asumir las consecuencias de sus acciones, revelándose públicamente como Iron Man y cambiando radicalmente el universo que habita, abriendo las puertas a la construcción de un mundo interconectado de películas cuya magnitud no había sido explorada, naciendo entonces el MCU (Marvel Cinematic Universe).

 

Insistiendo en la creación de historias guiadas por la evolución de sus personajes, Marvel Studios produce Iron Man 2 (2010), Thor (2011) y Captain America: The First Avenger (2011), profundizando en la construcción de un Universo Cinematográfico inspirado por el propio universo de Marvel Comics.

 

Distinguiéndose de otros estudios, Marvel deja en claro que el secreto para una buena historia es el crecimiento de su protagonista. Lejos de usar a los personajes como excusas para historias genéricas, Marvel se enfoca en desarrollar personajes profundos y carismáticos, con personalidades e intereses particulares, cuyas decisiones van develando la historia frente a nosotros.

 

Esta propuesta queda sellada en Avengers (2012), donde la excepcional dirección de Joss Whedon reúne a un grupo de personajes previamente desarrollados, dándoles la oportunidad de demostrar su potencial e interactuar en una película tanto ambiciosa como exitosa, consolidando un proyecto que cambiaría el panorama del cine para siempre.

 

 

Fase 2: Cumpliendo objetivos

 

 

Con el estreno de Avengers concluye la Fase 1 de Marvel Studios, y el foco pasa al desarrollo de las relaciones entre los personajes, motivo que determinaría el futuro de la saga.

 

Aunque los estrenos de Iron Man 3 (2013), Thor: The Dark World (2014) y Captain America: The Winter Soldier (2015) profundizan en los personajes previamente presentados, lidian con las consecuencias de los hechos de Avengers e introducen nuevos héroes al MCU, el lanzamiento de Guardians of the Galaxy (2014), escrita y dirigida por James Gunn, prueba una vez más el éxito de la fórmula de Marvel, haciendo de una película sobre un grupo de héroes desconocidos uno de los más aclamadas de la franquicia.

 

Al mismo tiempo, el estudio experimenta en nuevos terrenos con Captain America: The Winter Soldier, película para la cual se designaron a los Hermanos Russo como directores, quienes repotencian al Capitán América hasta convertirlo en el nuevo foco del MCU. Es aquí cuando el personaje de Steve Rogers empieza a tener más contancto con una época a la que no pertenece, mientras va explorando sus habilidades y desarrolla las relaciones que seguirán forjando su personalidad hasta la culminación de la Fase 2, con los estrenos de Avengers: Age of Ultron (2015) y Ant-Man (2015).

 

Con personajes gratamente establecidos, es en esta fase donde comienzan a presentarnos las Gemas del Infinito, pavimentando el terreno para el lado más cósmico del MCU en la Fase 3.

 

 

Fase 3: Saga del Infinito

 

 

El trabajo de los Hermanos Russo se vuelve crucial para la Fase 3, donde el lanzamiento de Captain America: Civil War (2016) eleva las expectativas de los fanáticos, siendo la primera y única película individual en la que vemos a tantos héroes reunidos, con la disolución de los Avengers como consecuencia irremediable a tratar las próximas películas.

 

Luego de la introducción de varios héroes con los estrenos de Doctor Strange (2016), Guardians of the Galaxy Vol. 2 (2017), Spider-Man: Homecoming (2017), Thor: Ragnarok (2017) y la nominada al Oscar por Mejor Película, Black Panther (2018), el clímax de 10 años de historia llegó de la mano de los Hermanos Russo con Avengers: Infinity War (2018), una de las películas más esperadas de los últimos tiempos.

 

Avengers: Infinity War fue la cumbre del MCU, mostrándonos la muerte de la mitad de los héroes cuyas historias hemos disfrutado los últimos 10 años y revolucionando la historia del cine. Con los estrenos de Ant-Man and the Wasp (2018), Captain Marvel (2019) y Avengers: Endgame, que fueron los cimientos para el futuro de la franquicia, Marvel Studios pone fin a la Infinity Saga.

 

Lee nuestra reseña de Capitana Marvel aquí.

 

 

Fase 4: Lo que viene

 

 

Aunque las historias de muchos de los héroes originales del MCU llegaron a su final, el universo todavía tiene mucho por contar.

 

Con el liderazgo de Kevin Feige, la mente maestra detrás de todo el proyecto, Marvel Studios prepara la Fase 4, que se anunciará después del estreno de Spider-Man: Far From Home en julio de 2019.

 

Hasta ahora, las películas confirmadas para el futuro de la franquicia son Guardians of the Galaxy Vol. 3, donde James Gunn volverá como escritor y director para darle un cierre a la historia de los guardianes. Black Panther 2 y Doctor Strange 2, a ser estrenadas en el 2021, una película individual de Black Widow y una cinta titulada The Eternals, donde volveremos a echar un vistazo al lado cósmico de Marvel.

 

El lanzamiento oficial de Disney+, la nueva plataforma de streaming de Disney, ha venido acompañado de anuncios importantes para los fanáticos de Marvel. Además de contar con todas las películas de Marvel Studios, la plataforma estrenará nuevas series que se harán lugar en el MCU, contándonos historias que se dieron antes o entre películas.

 

Las series anunciadas hasta ahora son Falcon & the Winter Soldier y WandaVision, donde los actores Anthony Mackie (Falcon), Sebastian Stan (Winter Soldier), Elizabeth Olsen (Scarlet Witch) y Paul Bettany (Vision) volverán a interpretar a sus personajes previos. También se mencionó una serie donde Tom Hiddleston volverá a personificar a Loki, en una historia situada millones de años antes de los eventos de las películas.

 

Tampoco podemos olvidar que, con la reciente adquisición de 20th Century Fox por parte de Disney, muchas de las licencias cinematográficas de Marvel Comics han vuelto a su respectivo hogar, por lo que no podemos obviar próximas películas de los X-MEN y los Fantastic 4 dentro del Universo Cinematográfico de Marvel.

 

El futuro de Marvel Studios es brillante, y nosotros estaremos ahí para disfrutarlo. Por 11 años más de gran cine.