Toy Story 4

 

MFC Reseñas

 

 


 

Casi una década después de lo que parecía ser el cierre definitivo de una de las historias más populares de Disney, Woody y Buzz Lightyear regresan para embarcarse en una nueva aventura en Toy Story 4 (2019).

 

Dirigida por Josh Cooley para Pixar Animation Studios, Toy Story 4 cuenta la historia de cómo Woody (Tom Hanks), Buzz Lightyear (Tim Allen) y Betty (Annie Potts) conocen a Forky (Tony Hale), un tenedor-cuchara convertido en un juguete, embarcandose en una aventura llena de humor y nuevos personajes. La película también cuenta con las actuaciones de comediantes como Keegan-Michael Key y Jordan Peele, y actores de la talla de Keanu Reeves.

 

A pesar de que la idea de añadir una película más a una saga considerada perfecta no era atractiva para muchos, resultó increíble la habilidad de Pixar para hacer de Toy Story 4 una película tan buena como sus predecesoras. La decisión de incluir a los personajes clásicos de la saga, pero  enfocar la trama de la película en la introducción y desarrollo de nuevos personajes con un humor fresco y diferente, hacen de la película una de las más divertidas de la saga.

 

 

Disfruta de nuestro TOP 5 de las mejores películas de Pixar aquí

 

 

Como ya es costumbre en las películas de Pixar, el humor de Toy Story 4 está dirigido a todo tipo de audiencias. La película toca temas clásicos de la saga como la amistad, el autoestima y el valor, así como ideas más profundas como la identidad y otras dudas existenciales complejas, sorprendiendo a muchos con su manera de abordar temas contemporáneos a través de personajes que han ido creciendo con su audiencia.

 

Mientras que Toy Story 3 fue el cierre perfecto de una era legendaria para el cine, Toy Story 4 se siente como la apertura de una nueva etapa y no podemos evitar preguntarnos si veremos nuevas entregas de la saga, esta vez enfocada en los nuevos personajes que se introdujeron en la película y que, de alguna manera, le dan un merecido descanso a los juguetes clásicos, revitalizando el concepto de Toy Story y enriqueciendo la relevancia temática que ha mantenido desde su primera entrega, estrenada en 1995.